La OMC declara ilegal el veto ruso a las exportaciones de cerdo de la UE

La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha declarado ilegal la prohibición por parte de Rusia de las importaciones de cerdos, carne de cerdo fresca y determinados productos porcinos procedentes de la Unión Europea, según informó ayer la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario denunció en 2014 a Rusia ante la OMC por el que consideraba un “desproporcionado” veto. Moscú cerró su mercado a la Unión Europea a finales de enero de ese año y justificó su decisión por haber detectado casos de fiebre porcina africana en las fronteras de Lituania y Polonia con Bielorrusia.

Según el panel de la OMC que ha analizado el caso, la decisión de Rusia no está basada en los estándares internacionales más relevantes y rompe con las normas del acuerdo de la organización del comercio en materia sanitaria y fitosanitaria.

Bruselas ha valorado que esta opinión “envía una fuerte señal a Rusia, y a todos los miembros de la OMC con respecto a su obligación de respetar los estándares internacionales”, en particular el principio de regionalización y la necesidad de elaborar un análisis de riesgo basado en criterios científicos. En este sentido, la OMC recordó ayer que sus miembros tienen el derecho de determinar sus propios niveles de protección sanitaria y de restringir las importaciones sobre la base de cuestiones sanitarias únicamente cuando se haga en línea con las normas de la propia organización comercial.

En opinión del Ejecutivo comunitario, el dictamen de la OMC confirma que las medidas tomadas por Rusia contra la Unión Europea “tienen poco que ver con riesgos sanitarios reales”. “Los productos de la UE son seguros y no existe por lo tanto la necesidad de que ningún país mantenga restricciones injustificadas a las importaciones”, defiende el comunicado.

Además, la Comisión recuerda que el comercio sigue estando restringido “por una prohibición política” a los productos agroalimentarios -especialmente los hortofrutícolas- por parte de Rusia. Sin embargo, resalta que las conclusiones del panel de la OMC son de bastante importancia puesto que “recuerdan a Rusia sus obligaciones internacionales y el hecho de que no pueden ser ignoradas arbitrariamente”.

Rusia dispone ahora de 60 días para recurrir el informe de la organización del comercio. Si no lo hace, las conclusiones del mismo serán adoptadas y Moscú estará obligada a cumplir con la recomendación.

Leave a Reply